Make your own free website on Tripod.com

Opinando

En esta nueva sección pondré distintas opiniones o pensamientos que tenga sobre temas relacionados al deporte, la educación y la informática.


Carta al diario La Nación publicada el 12 de diciembre de 2002

Sr. Director:

Mi nombre es Marcelo Alberto Murru, tengo 43 años, soy Profesor de Educación Física y he jugado al hockey sobre césped en el Club Ciudad de Buenos Aires desde los 10 hasta los 28 años.
Luego de haber  sufrido, gozado y emocionado con la actuación de Las Leonas en el mundial de hockey me he decidido a escribir estas líneas que desde hace tiempo venía madurando.
Si pensamos que durante 2002 se logró: Campeonato mundial en hockey sobre césped y sobre patines femenino, subcampeonato mundial en hockey sobre patines masculino y basquetbol, 6º puesto en voleibol y hockey sobre césped de caballeros, Meolans recolectando medallas a más no poder, la "Legión" de tenistas ganando importantes torneos, cualquiera podría decir: "¡Que bien
anda el deporte argentino!". ¡Que engaño!. Todos estos logros se deben al esfuerzo individual o de un grupo, al talento natural del argentino,  y NO a una política de Estado coherente ya que esta está ausente a pesar de las becas a los deportistas de elite.
Todos estos deportistas han tenido la suerte de poder acceder a un club donde aprender y desarrollar la disciplina deportiva elegida, es decir son "privilegiados". Pero la gran mayoría de los chicos y chicas argentinos quedan afuera de la posibilidad de acceder al deporte al carecer de medios para hacer frente a los gastos que implica la práctica deportiva.
En mis 18 años de docencia he visto con angustia y resignación infinidad de alumnos con grandes condiciones y entusiasmo que al terminar susu estudios no pudieron practicar su deporte favorito.
En el mes de octubre participé con mis alumnos de 7º grado de la Escuela Nº 8 DE 1º del torneo metropolitano de atletismo en el CENARD con la presencia de Anibal Ibarra. Grande fué mi sorpresa cuando la persona que anunciaba a los ganadores en cada prueba les decía "ojálá puedan seguir haciendo deporte". ¿No sería lógico que se los becara en lugar de decir Ojalá?
¿Cuantos valores se pierden de esta forma?
¿Cual es mi propuesta?.                                                                                                                  Convertir a la escuela en la base de un sistema piramidal en donde los alumnos con interés y condiciones puedan acceder a los clubes y continuar con el aprendizaje deportivo.
Que la Secretaría de Deportes se separe de Turismo y pase a depender de Educación.
Para paliar la falta de espacios adecuados en los colegios propongo que las empresas que apadrinan las plazas de la ciudad de Buenos Aires creen playones para ser utilizados por las escuelas de la zona.
Que las empresas que son "main sponsor" o "hinchas oficiales" de nuestros seleccionados destinen un pequeño porcentaje de ese dinero para solventar el desarrollo del deporte en los colegios y las escuelas deportivas de los clubes.
Busco con esta carta fomentar el debate sobre un tema que me preocupa ya que gracias al deporte podemos alejar a nuestra niñez y adolescencia del alcohol, la droga y la calle.
Lo saluda muy atentamente

Marcelo Alberto Murru
Profesor Nacional de Educación Física
D.N.I.Nº 13.641.371
chelo61159@yahoo.com.ar